Tago Art Work
Suscríbete a la newsletter

(@7codos) 21 de marzo de 2013

Google Manuel Arranz

Google Manuel Arranz

Publicidad que Coca-Cola no merece


A ver qué os parece a vosotros, tengo un dilema con la última campaña de Coca-Cola contra el sedentarismo que ha hecho Publicis. El dilema es: ¿me gusta o no me gusta?  a ver si me explico. Cuando la vi por primera vez en la tele, sin duda me llamó la atención. Superproducción, planos cuidados hasta el detalle, varias localizaciones y buena música, hasta ahí todo bien.

Entrando un poco más en materia, vamos hablar de lo creativo; es una buena historia, bien contada, basada en un insight reconocible por todos y a mi parecer, bien resuelta por el hecho de personalizar a las sillas. Vamos, que seguramente han resuelto bien el briefing que Coca-Cola puso sobre la mesa, hasta ahí nada que objetar.

 

Pero no sé por qué todas las veces que he visto el spot, incluso ahora escribiendo estas líneas, se me queda un sabor amargo de “no me lo estoy creyendo”, como si me estuvieran engañando. ¡Y no nos equivoquemos! que ya he leído en muchos sitios cosas como “Si esto es la publicidad, váyanse a tomar por culo señores publicistas.” o “los que han ideado este anuncio son unos verdaderos cínicos” No señores, no ataquemos a los creativos porque han hecho su trabajo y a mi parecer bastante bien, el problema es que el anuncio lo firma Coca-Cola, un producto que presuntamente causa obesidad, ni siquiera Coca-Cola Light que a lo mejor hubiera colado algo mejor… Aunque estoy seguro de que si hubiera sido Nike quien cerrase este spot otro gallo cantaría ¿verdad?.

 

De ahí mi dilema, creo que es un buen anuncio creativamente hablando, pero que me deja ese mal sabor de boca y ese “no te lo crees ni de coña” por culpa de quien se esconde detrás. Pero bueno esto es solo mi opinión. ¿Cual es la tuya?

58
26
25




Comentarios

  • Hace unos años (pocos), Repsol hizo un magnífico anuncio (creativamente hablando) en el que se atribuía labores ecologistas. Era un caso parecido al de este post. Como publicista que soy, se trata de una tomadura de pelo. Por muy bueno que sea un anuncio, la mentira lo convierte en basura porque consigue lo contrario de lo que pretende: el odio hacia la marca. Efectivamente, es un anuncio que le quedaría mejor a Nike o Decathlon.


  • Me pasa lo mismo que a ti. Lo vi y me pareció creativamente hablando, estupendo! me encantaron las sillas dictadoras, ya que realmente describe muy bien el sedentarismo actual… pero que lo diga Coca-cola no me cuadra nada. Es como “habla el que más tiene que callar”
    un saludo ;)


  • a mi me parece que tiene segundas intenciones, no lo veo como abandono del sedentarismo, lo enfoco más por que NO nos conformemos…..que movamos el “culo” y peleemos por nuestros derechos……es más una llamada a la movilización.


    • Yo comprendí el anuncio exactamente igual que Maria Luisa. Obesidades a parte. Es más, este anuncio me gusta más que otros que han sacado últimamente, que parecían campañas de Benetton y caían en el reclamo fácil (demasiado para lo que es Coca-Cola en cuanto a creatividad).
      También lo veo como una llamada a despertar la conciencia y a que reclamemos los derechos que nos están quitando. “Despégate del sofá y sal a gritar a la calle”.


  • Efectivamente, creativamente es un buen anuncio, pero es un problema estratégico de la marca. Si Coca-Cola hace un anuncio contra la obesidad, es porque sabe que es uno de los principales causantes, y esto es una forma indirecta de admitirlo… Es como decir “Vale, es verdad, nuestros productos son cualquier cosa menos sanos, pero para contrarrestarlo, nos curramos estas campañas y equilibramos el karma”. Yo creo que todo el mundo sabe las cosas buenas y malas que tiene Coca-Cola, no hace falta que nos sermoneen.


  • Al margen de que guste más o menos, parece que María Luisa Bonilla es la única que lo ha entendido. Este producto lleva mas de 100 años y nunca había habido tanta obesidad como hoy. Tal vez tengan que ver nuestros hábitos y estilo de vida. Depende de nosotros, también, que nos afecten alimentos y bebidas con azúcar. Movamos el culo un poco.


    • Técnicamente estás en lo cierto.
      Es un refresco azúcarado, quizás excesivamente azúcarado. Pero si vas a hacer deporte no solo no te engordará sino que te dará energía y mejorará tu rendimiento. Si te vas a quedar “sentado” ese azúcar pasa a los adipocitos donde se acumulará en forma de grasa hasta que necesitemos esa energía.

      Ojo, no recomiendo para nada la coca-cola. Pero tampoco tiene por qué engordar si eres una persona activa y vas a utilizar esas calorías que te proporciona.

      ¡Y que conste que a mí también me parece una publicidad totalmente Hipócrita!


  • Solo una reflexión, que no sé si lleva a algo. Cuando veo un spot de Ikea o de Audi, casi siempre sé que es de ellos antes de que acabe. Y lo tengo como una cosa buena. Con éste me pasó lo mismo, hacia la mitad pensé “es de CocaCola”. Y me dejó una mala sensación, me quedé pensando “ay…”. Y no puedo explicar exactamente el porqué.


  • Tal vez porque en el segundo 7 aparece una máquina de Cocacola… ; )
    Pero si, huele a la marca desde el principio


  • Comparto la misma opinión que María Luisa Bonilla. Yo creo que pensar que es una llamada contra el sedentarismo es quedarse en la superficie. En mi opinión, es más un grito para no conformarnos y tomar las riendas. Pensemos sino en otros anuncios que ha hecho la marca durante estos años de crisis y que claramente iban por este camino. Y, visto así, como un grito a la lucha… sí que me parece muy bueno.


  • A los que decís que Coca-Cola no ha pretendido hacer un anuncio contra el sobrepeso y el sedentarismo es porque no habéis llegado al final del video donde dice claramente:

    Conoce nuestro compromiso contra el sobrepeso y el sedentarismo
    :D jaja


    • Eso es una tapadera para despistar, no pueden poner “levanta el culo de la silla y lucha por tus derechos” o como bien dice Ligeia007 “Despégate del sofá y sal a gritar a la calle”.


  • El desarrollo del anuncio es exelente, pero debemos analizar la campaña por completo, revisar los 4 compromisos y la interacción en redes sociales, twitter por ejemplo, aceptan su incidencia en el problema pero también es una consecuencia de nuestros tiempos actuales.


  • Precisamente, “tampoco tiene por qué engordar si eres una persona activa y vas a utilizar esas calorías que te proporciona”, es exactamente lo que quiere que entendamos la marca con esta campaña. Y estoy de acuerdo y me parece bien, por eso a mi no me parece hipócrita. Lo que pasa es que aquí nos parece raro que Cocacola nos hable de esto, pero en EE.UU que es donde están librando la gran batalla sobre este tema, si que están necesitando contraatacar con campañas que digan a la gente que si, que este producto tiene azúcar, pero lo llevamos comercializando mas de 100 años y antes no había este problema. Pero ahora con el sedentarismo y nuestra poca actividad física, el abuso de Cocacola hace que haya cada vez más obesos y tal. A mi me gusta pensar que somos nosotros los que decidimos si ponemos remedio a esto, y no echar la culpa a los productos que consumimos. Entiendo la campaña y estoy de acuerdo con ella.


  • Mi sensación es muy similar y me pasa exactamente lo mismo… o peor con el de Bankia… Y lo peor es que me dá rabia que detrás estén ellos (sobretodo con el de Bankia jeje)… En fi, un saludo!


  • Totalmente de acuerdo con María Luisa.
    La primera vez que vi el anuncio lo asocie con la situación actual de nuestro país y pensé : “Creo que CocaCola se está posicionando de una manera arriesgada” (ellos pueden hacerlo).
    Poder y levantamiento, son sinónimos de revolución, de inconformismo. Pienso que ha sido intencionado, y que han querido utilizar la doble vertiente. Pero como habéis dicho algunos, sin tener el briefing por delante, es imposible valorar el trabajo creativo de alguien.


  • ¡la Coca-Cola no engorda amigos!
    Los que engordáis sois vosotros si la tomáis :D


  • Me pregunto ¿ Cuántos de ustedes después del comercial se “levantó” de la silla? Creo que el número es 0. A mi no me inspira hacer footing con botellita de coca-cola en mano. En resumen: la campaña pese a todos sus recursos cinematrográficos y su fotografía “solemnisista”, es un absoluto fracaso.


  • Efectivamente los creativos logran lo que pretenden, captar tu atención. Y hay quien ni siquiera entiende el anuncio o no se lo plantea, con lo que consiguen su objetivo. Meterte la marce por los ojos.


  • Yo de todo esto saco un mensaje claro. Es muy fácil criticar un producto diciendo que si engorda o que si tiene mucho azúcar, o decir no bebo coca cola que quiero adelgazar, pero es mas fácil aún quedarte sentado en la silla sin hacer nada, cuando hay quien bebe toda la coca cola que quiera y tiene una vida activa y muy sana.


  • yo apenas miro la publicidad ,asi que la verdad es que no se que decir al respeto.Si comprariamos todo lo que nos enseñan por la publi no seriamos capazes de llegar ni a mitad del mes


  • Creo que Coca-cola intenta romper con la imagen de “obesidad” que gira entorno a ellos, y por eso sus anuncios suelen ser tan dinámicos. Personalmente no relaciono ese refresco con la obesidad, ni el sedentarismo, por que a mi me activa. El anuncio del que estamos hablando, me parece muy positivo y motivador. Así es Coca-cola, no? Social, activa, y cercana. Sus campañas suelen darnos en la fibra y generarnos emociones. Hasta hoy no había visto ese anuncio, pero me gusta.


  • También he entendido esta doble intención. Nos levantamos para no ser sedentarios pero también en el sentido de reaccionar contra lo establecido y luchar por tus derechos.

    Están aprovechando el tirón de la calle de estos últimos años. Creo que está claro si se analiza un poco la puesta en escena. Todo son indicios en este sentido, empieza con edificios negros con barras horizontales y verticales a modo de cárcel, el cubículo donde trabaja el protagonista haciendo horas extras, gris y oscuro, la cantidad de trabajadores de la oficina, representado en mesas y sillas vacías. El despacho del jefe separado, de madera y cuero, luminoso, la silla grande y las vistas que tiene a través de su gran ventanal de toda la ciudad, en contraposición con la oficina gris, oscura y sin ventanas de los trabajadores. Solo iluminada por la máquina de Coca Cola. Creo que es suficiente análisis para darse cuenta, aunque hay más. El plano final no me cuadra del todo pero bueno. Seguro que le han dado mil vueltas. A nivel de realización está muy fino y cuidado.

    Evidentemente lo llevan al terreno que les interesa que es el del compromiso que supuestamente tienen contra la obesidad y el sedentario, como firman al final. Y este doble juego contra el sedentario y el sistema, hecho a través de las sillas es el interés y la gracia que tiene el spot.

    De todas maneras cualquiera de las dos intenciones no le pega para nada a Coca Cola. Que hoy en día ha de andarse con pies de plomo. Estando en el punto de mira del control del colesterol y la obesidad y al mismo tiempo en el del respeto a los trabajadores, los derechos humanos y el medio ambiente. Que en este último punto tiene varios frentes abiertos. Es como si Rodrigo Rato te intenta vender un plan de pensiones, o Bárcenas te dice que hay que subir los impuestos, que el gobierno no llega a fin de mes. No te los crees y además alucinas con el morro que son capaces de ponerle. Pues con este spot igual.

    Por esto no me lo creo y puedo hasta ser capaz de cogerles manía. Evidentemente, trabajando en publicidad, has de intentar mantener un equilibro entre saber apreciar una buena creatividad y un buen trabajo y a la vez poder juzgar los verdaderos valores de una marca o empresa. Una dicotomía complicada.

    Al consumidor comprometido, tanto con el consumo, como con lo social como con lo deportivo, le puede afectar bastante y provocar el efecto contrario que el que pretende. Como refleja el título del post.

    Sin embargo el resto de consumidores se podrá sentir incluso motivado para salir a la calle a correr o a gritar. Por que Coca Cola motiva, ya tiene un contexto creado desde hace años, es una marca cercana y enrollada, siempre tiene amigos sonrientes. Pero a este resto de consumidores la motivación le va a durar 25 minutos, precisamente por esa falta de compromiso. Y no son el objetivo del anuncio tal y como está planteado ahora mismo. Coca cola con este spot está intentando abonar una semilla que ahora tiene gran parte de la sociedad, la de la rebelión. Y lo hace en su beneficio, claro. Que Coca Cola no es el 15M.


  • Coincido con muchas de las opiniones que hay más arriba. Eso de “levantarse” va con segundas, aprovechando la coyuntura actual, y la primera vez que vi el spot me causó un efecto contrario al que supongo que busca Coca Cola.
    Me da la impresión de que los creativos han intentado colar el mensaje de “levántate, sé activo” a través de la lucha por los derechos, a modo de protesta (algo muy actual en varios países, pero España sobre todo), intentando desviar un poco la atención del hecho de que, precisamente, consumir un producto como Coca Cola se asocia en ocasiones a un modo de vida sedentaria (ya sabéis, estar tirado en el sofá con una bolsa de patatas fritas y una Coca Cola).
    Entonces han soltado lo de “levántate” con el rollo protesta para empatizar, pero hay que cogerlo con pinzas y me da que el resultado es contraproducente; hay cosas que una marca no debería decir.


  • [...] No se como se las apaña Coca-Cola que haga lo que haga al final siempre consigue conquistarme, y aunque su última campaña contra el sedentarismo me dejo más bien frío  he de decir que con este último spot ha hecho que casi me olvide del anterior post. [...]

Deja tu comentario


r4CxERf4ll WI

Por favor, escriba el texto anterior:

Aviso Legal

EL TRABAJO CREATIVO ES MUY DURO,

y algún tipo de autoengaño resulta necesario, aunque solo sea para ponerse manos a la obra. Para empezar, debes creer que aquello que acometes va a salir bien. ¡Y ocurre tan a menudo que no es así! He hablado con novelistas, directores de orquesta, pintores...De modo infalible, todos admiten que el autoengaño es importante en su trabajo. Quizá una expresión mejor sea "creer en lo que haces". Pero yo tiendo a ser un poco más cínico, y lo llamo "autoengaño".
Sidney Lumet